LOS REGISTROS AKÁSHICOS

El Akasha, en sánscrito, es el archivo de todas las experiencias del alma: pasado-presente y futuro, (teniendo en cuenta  que el tiempo y el espacio son simbolismo de la tercera dimensión que no atañen al Alma).

Es el registro del viaje del alma, desde su comienzo y contiene todas las posibilidades de su desarrollo futuro. Para comprender más profundamente el Registro Akáshico debemos remitirnos a la filosofía Kármica, al Plano Superior (Monádico y Búdhico), al Tribunal Kármico y saber la verdadera razón por la cual estamos encarnados aquí y ahora.

Se desprende una chispa de luz de la gran Fuente Universal y va a elegir descender al plano físico con una misión específica, sumada a la de repolarizar los aspectos negativos de personalidad.

A través de las distintas vidas vamos experimentando las virtudes de la espiritualidad sobre lo físico, hasta que así logramos dominar la materia  y ponerla a nuestro servicio y que no sea al revés.

Todos estos ir y venir de las distintas vidas quedan registrados en el libro de la vida o Registros Akáshicos; pero por una cuestión de auto conservación el ser borra su memoria para no terminar autodestruyéndose con recuerdos quizás no muy buenos ni santos; razón por la cual este registro guarda muy celosamente dicha información. A través de la cual el Tribunal Kármico (formado por Maestros Ascendido de Luz que cuidan el cumplimiento de las leyes cósmicas por Amor), son los que ordenan nuestras vidas futuras.

Al ingresar en esos registros, el consultante, a través del lector, obtiene la información que su Alma necesita comunicarle a la personalidad (por lo general  atascada en el velo de la realidad cotidiana e incapaz de ver libremente "mas allá de sus narices"), para que pueda evolucionar de acuerdo al Plan elegido por el Ser encarnado.

En una lectura la información de vidas pasadas puede o no ser relevante, lo que generalmente es valioso es la guía que se recibe para ayudarnos a elaborar y trabajar los patrones que están presente en esta vida, las oportunidades para crecer, así como también la dirección a tomar.

La consulta se desarrolla con preguntas y respuestas que pueden ir desde lo más material a lo más espiritual, Las respuestas que el consultante recibirá son siempre de acuerdo al nivel de apertura que su personalidad le permita. En algunos casos las respuestas podrán contener información que resguarde a las vidas pasadas y sea relevante para comprender una situación presente: una fobia, una situación que se repite, una relación, etc...

Los Registros Akáshicos es la fuente, es la verdad, es el último escalón y la mayor gracia a la que se puede acceder.

Una lectura de Registros puede movilizarnos profundamente, ayudándonos a tomar resoluciones que cambien nuestro desarrollo personal y espiritual.

En dichos registros está la grabación del viaje de tu alma. Ahí se encuentra la información de lo que has pasado o te está pasando. En lo que a futuro respecta, las respuestas son orientativas. El futuro no está escrito, lo hacemos nosotros...

En esta Escencia Primordial (AKASHA, en sánscrito) está el archivo de los planes y/o lecciones que has elegido, y la forma de cómo se desarrollará todo esto en tu entorno. Siempre se respetará tu libre albedrío, cuando cometas modificaciones por tu personalidad, en ese desarrollo.

Es por esto que se lleva a cabo una lectura y así tendrás la claridad suficiente para profundizar y comprender los puntos más complejos de tu vida.

Esto trae un efecto sanador que te ayuda a ver las distintas circunstancias de tu vida con otra óptica, puede que sea más profunda o tal vez más espiritual.

Esta sanación trae un efecto domino, ya que una vida toca otra vida y esa sanación no solo se produce en tu conciencia, sino que toca a cuantas hay a tu alrededor y las despierta y sana a la vez.

Esta lectura se realiza a través de tus datos personales que permiten la apertura de los registros, entrar en el Akasha y a través de la luz blanca-dorada del Padre, los Maestros utilizando sus mensajeros de luz (Ángeles) comenzarán a bajar la información.

Harás las preguntas que desees para obtener las respuestas que necesitas recordar o saber.

También recibirás un mensaje final que los Maestros desean hacerte saber, sin que tal vez, hayas preguntado algo.

Por último los registros son cerrados por el lector. Toda esta información recibida la tendrás grabada en un cd, en el caso de que sea la lectura presencial, para que sea repasada por ti, cuantas veces lo desees; ya que tal vez te parezca un rompecabezas por estar dada en trozos y que debes armar y captar el mensaje, haciendo así tu autoconocimiento.

No olvides que siempre por Dispensación Divina se respeta tu libre albedrío.